Seleccionar página
The following two tabs change content below.
Avatar

Jaime Blanco Landau

Soy Experto en Liderazgo Digital y Estratega de Telecomunicaciones y Tecnología. Empodero Organizaciones a Través de Tecnologías Exponenciales en Latino América.

Trabajar desde casa se ha convertido en la nueva normalidad.

Para los equipos que generalmente trabajaban juntos en una oficina, el cambio ha sido un ajuste significativo tanto para los colaboradores como para los líderes.

Paralelamente al aumento de los niveles de ansiedad y la creciente presión para mantener la operatividad y los ingresos del negocio están poniendo a pruebas hasta a los líderes más experimentados.

Pero finalmente tú como líder eres el centro que conecta al equipo desconectado geográficamente. Eso significa que está en tu poder establecer confianza, aumentar la productividad y desarrollar incluso innovación.

Concéntrate en estas cincos estrategias para construir equipos cohesivos y de alto rendimiento que resistirán esta tormenta juntos y saldrán aún más fuertes.

Tu Gente Primero

La distancia puede hacer que tu equipo puede estar experimentados y sientiendo muchas cosas. Lo que sea que sientan, está bien. Lo que sea que tú sientas, está bien. Apóyales como te sientas más cómodo o capaz.

Los líderes de equipo pueden reducir la distancia creando un entorno donde los miembros del equipo se sientan conectados emocional y psicológicamente entre sí y con el negocio.

Recomiendo que los líderes de equipo piensen estratégicamente sobre cómo establecer un marco para que las personas se conecten y se relacionen entre sí. Esto no es algo que la gente hará sola.

Usa y promueve alguna plataforma tecnológica para brindar a los miembros remotos del equipo un «lugar de reunión» adonde pueden ir a socializar. Celebra vía la tecnología los logros, pequeños o grandes, algún evento social como un cumpleaños, un nacimiento, etc.

Sé creativo, por ejemplo, si es posible envía un regalo simbólico vía un servicio de «delivery» a la casa de algún miembro del equipo en una ocasión especial. Estos pequeños detalles abonan a la cuenta del banco emocional de los miembros del equipo.

Hiper-Comunicación con Transparencia

Tu equipo puede sentirse ansioso, asustado, frustrado o solo. Las cosas son inciertas y poco claras. Lo que más quiere tu equipo de ti durante este tiempo es comunicación y transparencia. Es posible que no tengas todas las respuestas, no es necesario. Mantén las puertas abiertas: programa videollamadas diarias cortas con tu equipo a primera hora del día todos los días, y realiza reuniones virtuales sobre cualquier asunto relevante que pueda preocuparles o afecte el negocio.

En el corazón de la colaboración está la comunicación, pero éste puede ser el centro de las dificultades que encontrarás al administrar un equipo virtual. Si bien hoy hay más herramientas que nunca que permiten que los equipos distribuidos se comuniquen entre sí, muchos de ellos están basados en texto y tienden a perder una parte crucial de la comunicación. Con los equipos remotos, existe una falta de lenguaje corporal para determinar lo que la gente realmente quiere decir. Las personas terminan leyendo declaraciones que otros están haciendo y comienzan a interpretarlas como algo diferente de la intención original. La comunicación clara es imprescindible, y como líder de equipo, es importante prestar atención para asegurarte de que se minimicen las malas interpretaciones.

Productividad y Responsabilidades

Sin la oportunidad de supervisar directamente a los colaboradores y sus proyectos durante ocho horas por día, los líderes deben repensar cómo evalúan y mantienen o incrementan la productividad.

Trabajar desde casa brinda a los colaboradores la oportunidad de completar tareas a cualquier hora del día, dependiendo de cuándo se sientan más productivos. Como resultado, los líderes deberían considerar permitir que el equipo opere en su horario mientras se cumplan con aquellos compromisos que tienen fechas específicas. Para algunas organizaciones, esto podría traducirse en una estrategia a largo plazo de horarios flexibles, siempre que sea posible.

A su vez, los líderes también tendrán que reajustar el proceso de evaluación de sus colaboradores. Las evaluaciones deben centrarse en las metas acordadas y los objetivos de negocio, en lugar de simples y vagas observaciones. El establecimiento efectivo de objetivos es crucial para este tipo de evaluación y también puede garantizar el crecimiento y la productividad de los miembros de equipo.

Apaláncate en Tecnología

Confiar en una tecnología efectiva es otro aspecto de los equipos remotos de alto desempeño. Cuando las personas pasan por primera vez de trabajar en una oficina a trabajar en casa, pueden luchar con sentimientos de aislamiento y responsabilidad personal.

El software de nube de manejo de tareas y proyectos es una forma efectiva de crear una mayor transparencia y responsabilidad. Esto permite a los miembros del equipo ver en qué proyectos se están trabajando, junto con plazos y entregas clave, y se pueden actualizar en tiempo real.

Las aplicaciones de comunicación basadas en texto son generalmente más útiles para compartir información diaria básica, mientras que los chats de video y las conversaciones telefónicas son mejores para la lluvia de ideas, la resolución de problemas y la construcción de relaciones.

Es crítico que como líder hagas un alto y evalúes los procesos claves de tu organización y consideres o busques asesoría de cómo llevarlos a la nube y logres automatizarlos. Las opciones son muchas, gratis o pagadas, pero están ahí. Pero hazlo rápido.

Prepárate para el Futuro

El trabajo a distancia ya no es el futuro del trabajo. Está ocurriendo y es hoy. Los líderes deben estar preparados.

Un aspecto importante es promover y desarrollar un nuevo liderazgo. El liderazgo clásico expiró y es imperativo desarrollar un liderazgo que yo llamo «liderazgo digital». Uno que está preparado para ser hiper-colaborativo, más adaptable, y que se apalanca exponencialmente en la tecnología.

Debemos también promover más rápido a las personas más jóvenes brindándoles la oportunidad de aprender con el apoyo de los líderes más experimentados.

Las cinco estrategias anteriores no son estáticas ni únicas. Como parte para un futuro volátil e incierto, deben revisarse, ajustarse o cambiarlas.

¿No estás seguro por dónde empezar? Pregúntale a tu equipo cuál de las cinco prácticas es más importante para ellos en este momento y dedica tiempo a discutirlas. Con enfoque estratégico, opiniones de tus colaboradores y la ayuda de la tecnología puedes desarrollar un equipo remoto de alto rendimiento y prepararte para un futuro del trabajo que ocurrió aceleradamente hoy y ya es parte de la nueva normalidad.