Seleccionar página
The following two tabs change content below.
Avatar

Jaime Blanco Landau

Soy Experto en Liderazgo Digital y Estratega de Telecomunicaciones y Tecnología. Empodero Organizaciones a Través de Tecnologías Exponenciales en Latino América.

Una tendencia creciente entre las empresas hoy en día es reclutar empleados en función de sus actitudes en lugar de centrarse en las calificaciones educativas, sus conocimientos y hasta su inteligencia.

Según el Diccionario de Cambridge, la actitud se define como «una predisposición o una tendencia a responder positiva o negativamente a una determinada idea, objeto, persona o situación».

Nuestro sistema educativo basado en pruebas y exámenes, se centra en cuánto conocimiento retenemos. Esto nos ha llevado a creer en el paradigma que la inteligencia y el cerebro son las únicas cosas necesarias para el éxito.

Pero por experiencia propia y la fortuna de haber interactuado con líderes exitosos durante toda mi vida, puedo asegurar que la actitud es más importante que el grado de inteligencia que tengas.

Curioso sobre el tema, entre tanto ensayos, libros y publicaciones que estudié, encontré una investigación de Stanford, en donde la psicóloga Carol Dweck afirma que «el éxito profesional se relacionó más estrechamente con la mentalidad de un trabajador sobre su coeficiente intelectual». Encontró que las actitudes centrales de los empleados tienden a caer en una de dos mentalidades: «fija» y «crecimiento».

Con mentalidades «fijas», las personas creen que su personalidad ya está configurada y que la experiencia laboral diaria no puede cambiarla. En otras palabras, siempre tienen problemas con desafíos u obstáculos, independientemente de su inteligencia. Sin embargo, los empleados con mentalidad de crecimiento toman los desafíos como una forma de aprender algo nuevo, ven los obstáculos como oportunidades, y creen que pueden crecer con cada obstáculo que navegan y que pueden mejorar con el esfuerzo. Estas personas con mentalidad de crecimiento tienden a superar a las personas con una mentalidad fija, incluso cuando tienen un coeficiente intelectual más bajo.

Según Carol Dweck, el éxito en la vida se trata de cómo lidiar con el fracaso. Ella describe como una persona con mentalidad de crecimiento aborda el fracaso:

«El fracaso es información, lo etiquetamos como fracaso, pero es más como: Esto no funcionó, y soy un «solucionador» de problemas, así que intentaré otra cosa «.

Se dice que tu mentalidad general se desarrolla a una edad temprana, sin embargo, Dweck afirma que todos somos una mezcla de mentalidades fijas y de crecimiento en algún nivel. Podrías tener una mentalidad de crecimiento predominante, pero aún tener ciertas cosas que desencadenan en una mentalidad fija. Nunca es demasiado tarde para hacer cambios, comprender esos factores desencadenantes y desarrollar su mentalidad de crecimiento.

Sacados del estudio de Dweck, y resumido en un artículo del Dr. Travis Bradberry, coautor de INTELIGENCE EMOTIONAL 2.0, comparto las siguientes estrategias para ayudar a desarrollar tu mentalidad de crecimiento, que a su vez te puede ayudar a encontrar el éxito en tu carrera:

Evita sentirte impotente

Deja de quejarte cuando las cosas no salen bien. Todos llegamos a momentos de la vida en los que nos sentimos impotentes. La clave es cómo reaccionamos ante ese mal sentimiento. Podemos dejar que nos arrastre hacia abajo o aprender de él y seguir adelante. Puedes ver que Henry Ford tuvo dos compañías de automóviles fallidas antes de tener éxito con la compañía de fabricación Ford. Las personas con una mentalidad de crecimiento no se sienten impotentes porque saben que para lograr sus objetivos, deben estar dispuestas a fracasar y recuperarse.

Sé apasionado

Siempre habrá alguien que sea lo suficientemente bendecido como para ser más inteligente que los demás, pero lo que te falta en talento, la puedes compensar con pasión.

Warren Buffet recomienda encontrar tus verdaderas pasiones usando, lo que él llama, la técnica 5/25: Escribe las 25 cosas que más te interesan. Luego, tacha el fondo 20. Los 5 restantes son tus verdaderas pasiones. Todo lo demás es simplemente una distracción.

Toma acción

Puede creer que algunas personas pueden superar sus miedos porque son más valientes que el resto de nosotros. No lo son, es sólo que ellas conocen que el miedo paraliza las emociones y que la mejor manera de superar esta parálisis es tomar acción.

Da una milla extra (o dos)

Las personas que se sienten empoderadas lo dan todo, incluso en sus peores días. Siempre se esfuerzan para hacer un esfuerzo adicional.

Si no mejoras un poco cada día, lo más probable es que empeores un poco, ¿y qué clase de vida es esa?

Sé Flexible

Todos encuentran adversidades imprevistas. Las personas con una mentalidad empoderada y de crecimiento aceptan la adversidad como un medio para mejorar, en lugar de algo que los frena. Cuando una situación inesperada desafía a una persona empoderada, ella se adapta hasta obtener resultados.

El IQ, o cociente de inteligencia no es más que un número. No tengas miedo cuando tus compañeros son más apreciados que tú, ya que tú tienes actitud.

Y recuerda que la actitud es un atributo multidimensional, que consiste en casi todo lo que una persona es y todo lo que él o ella quiere ser. Con la actitud correcta, tú puedes ser la persona más exitosa, independientemente del nivel de inteligencia innato que tengas. Con la actitud correcta y un poco de suerte, cualquier persona puede lograr lo que desee.