Seleccionar página
The following two tabs change content below.
Avatar

Jaime Blanco Landau

Soy Experto en Liderazgo Digital y Estratega de Telecomunicaciones y Tecnología. Empodero Organizaciones a Través de Tecnologías Exponenciales en Latino América.

Durante las últimas 3 décadas, la tecnología se ha convertido cada vez más en parte de nuestra vida cotidiana, pero también ha causado un impacto en el mundo laboral.  De acuerdo a McKinsey Global Institute aproximadamente el 60% de todas las ocupaciones tienen al menos el 30% de actividades que son técnicamente automatizables. El impacto lo sentirán no solo los trabajadores y empleados de la fábrica, sino también los jardineros, paisajistas, los técnicos de laboratorio dental, los diseñadores de moda, los representantes de ventas de seguros e incluso los CEOs.

Estas tendencias representan tanto una amenaza como una oportunidad. Para seguir siendo competitivas, las organizaciones de cualquier tipo deberán transformarse a sí mismas y necesitarán desarrollar nuevas formas de liderazgo.

El liderazgo tradicional está siendo retado. En la era digital, la naturaleza fundamental del liderazgo no ha cambiado, pero el rápido desarrollo y despliegue de las tecnologías digitales significa que las expectativas que se tienen de los líderes están evolucionando. Las habilidades tradicionales no han sido suplantadas, pero ahora coexisten con una combinación de nuevos factores.

Por lo tanto, si aspiras a ser un «líder digital», revisa estos cinco rasgos esenciales que te diferenciarán de la competencia y te posicionarán como un agente de cambio.

Lidera con Digitalización

Sin importar en que tipo de organización te desempeñas, sea una empresa, una organización sin fines de lucro o una congregación religiosa, la voluntad de experimentar una transformación es crucial para abrazar el mundo digital. En primer lugar, debes reconocer que necesitas tener «fluidez» digital y estar al tanto de tendencias tecnológicas como big data, computación en la nube, blockchain, automatización y robótica. Sin embargo, antes que nada deben poseer el conocimiento suficiente y la visión de utilizar estos recursos de la manera más efectiva.

Debes además entender el impacto que la tecnología digital puede tener en tu organización. Y comprender la tecnología, no solo como habilitador sino también para su fuerza revolucionaria. Deben sentir lo que es y no es posible y, lo que es más importante, sentir lo que será posible. Debes buscar estandarizar y automatizar procesos para generar nuevos conocimientos que permitan desarrollar capacidades diferenciadas.

Mentalidad Hiper-Colaborativa

La hiper-colaboración se trata de trabajar incansablemente para romper las «islas» o «silos». Es lograr que las personas trabajen juntas para resolver los problemas de los clientes y de la organización.

Para dar sentido a las tendencias y expectativas cambiantes, debes colaborar sin descanso. Las alianzas entre empresas, ya sean de diferentes partes del mundo o diferentes extremos de la cadena de suministro, no son solo un hecho de la vida empresarial hoy en día, sino un ingrediente esencial para sobrevivir en el futuro.

Sé bueno para encontrar y crecer relaciones. Esto significa construir alianzas dentro y fuera de la compañía, con clientes, consumidores, proveedores y competidores. Las empresas hoy ya están formando parte de una alianza o competiendo con una.

Una alianza exitosa se basa en encontrar al socio adecuado, establecer reglas básicas firmes y comunicarse bien. Las relaciones, y muy importante la confianza, deben establecerse de manera sólida.

Adaptabilidad

Los líderes digitales deben ser capaces de adaptarse a cambios constantes o quedar rezagados.

Desarrolla la apertura para explorar nuevas tecnologías, nuevas metodologías y adopta un enfoque flexible sobre cómo concebir el lugar de trabajo digital y esto fortalecerá tu capacidad de adaptación. Si bien el espíritu de curiosidad no es algo natural para todos, el aspecto más desafiante de la adaptabilidad de los líderes es desarrollar una mayor tolerancia al riesgo. Esto puede parecer contrario a los estándares comerciales comunes, pero esta tolerancia permite que la innovación prospere y, en última instancia, impulsa el negocio hacia adelante.

Ejecución

Una cosa es anticipar el cambio. Pero se necesita otro conjunto de habilidades para convertir nuevas ideas en realidad.  Y la visión sin ejecución no paga las cuentas ni logran resultados esperados.

Una estrategia nunca es excelente en sí misma; está conformada, mejorada o limitada por la implementación. Como líder digital puedes proporcionar el marco y las herramientas para tu equipo, pero el juego se gana en el campo de juego. Cuando una estrategia se ve brillante, es por la calidad de la ejecución.

Así que no te obsesiones con la estrategia. Recuerda que la ejecución, y el rendimiento acelerado, es vital.

Identifica y desarrolla nuevos talentos

Detecta e incorpora rápidamente el talento digitalmente inteligente del mañana.

Esto es, promueve a las personas más jóvenes hacia el liderazgo mucho más rápido: bríndales la oportunidad de aprender en el trabajo y la flexibilidad para liderar equipos y proyectos con el apoyo de los líderes más experimentados. Úsalos como «mentores inversos» para ayudar a los ejecutivos más experimentados a aprender sobre la tecnología, las prácticas de trabajo y la cultura de los empleados más jóvenes.

No existe una fórmula mágica para ser un líder digital. Siempre es un proceso continuo. La buena noticia es que los líderes no tienen que ser perfectos en sus esfuerzos. Deben tener el coraje de apoyar la experimentación y estar preparados para hacer frente a errores como oportunidades de aprendizaje. Deben estar dispuestos a probar nuevos comportamientos y estar listos para admitir que no tienen todas las respuestas. La gran recompensa es que los líderes que se toman el tiempo para crear culturas positivas y liderar con el ejemplo tienen una gran ventaja competitiva en la carrera para triunfar en esta era digital.